Pinamar dejó de ser “una isla turística”: padece retracción, igual que el Partido de la Costa, Villa Gesell, Madariaga y Mar del Plata

Es refractario al peronismo y pide paciencia para que el nuevo presidente libertario pueda desarrollar sus políticas de shock.

Región 28/12/2023
f88212aa-1abc-4240-8c3a-f112a2b90835

Sin embargo, ubicado en una zona estratégica de Pinamar, a metros del Teatro De la Torre, Diego García, tiene un termómetro natural para constatar el movimiento turístico en esta parte de la costa atlántica. Es uno de los kiosqueros más reconocidos. “Esto pinta muy mal. Nunca vi una temporada tan oscura como ésta…así, va rumbo al fracaso”, señala sin dudar. Su negocio es una parada obligada: por allí pasan los principales funcionarios, empresarios, dueños de inmobiliarias, otros comerciantes y hasta vendedores ambulantes, para mencionar solo algunos.

La percepción de Diego García podría ser equivocada. Pero si uno pone la oreja y escucha lo que declaran las responsables de un municipio dejado a la deriva en los últimos cuatro años (durante la gestión de Martín Yeza), corrobora que su apreciación a ojo de buen cubero no es desacertada.

Alfredo Baldini, capitoste de la Cámara de Turismo, dijo que las reservas – en un destino con 25 mil plazas hoteleras y otras 355 mil en departamentos y casas de familia -, cayó en el último mes del 80 al 40%. “La preocupación es total…la crisis económica nacional es muy grande y la gente parece estar guardando el dinero…hace como 20 años que no vivíamos una situación así”, estima.

Claro, los precios se manejan en muchos casos en dólares, mientras hay grandes inversiones en construcciones semi monumentales en la Zona Norte, de los nuevos ricos (tipo seria Ozark) que tratará de competir con el paradisíaco Cariló o la localidad de ensueño que es Valeria del Mar, pese a las deficiencias estructurales. Es sabido que en el partido – que también abarca la Ostende trabajadora- no hay planta que trate los efluentes cloacales. ¡Y se quiere competir con Punta del Este en ABC1! (igualmente, se puede concluir que ésta franja de la sociedad es la menos afectada).

Cabeza de los comerciantes, Gustavo Sosa, se muestra alelado por lo que está sucediendo. “Nunca pasó lo que hoy, ni en la instancia hiperinflacionaria, que si bien fue difícil, terminó siendo buena”.

“Están muertas las reservas de carpas”, acota el concesionario Luis Sanza. Sosa le da la derecha e incursiona en lo “pernicioso” que fue la campaña  electoral del 2023. “Toda rosca política y ahora Lucas (por el radical Ventoso) que viene de Seguridad a Turismo, no tiene herramientas para dar respuestas efectivas”.

Sosa aportó una cuota de sensatez. “Tenemos que ponernos de acuerdo entre nosotros y bajar un poco los precios. Hay que medir los costos y perder algo de rentabilidad”, sorprende.

¿Será posible? Él mismo responde: “Pinamar siempre fue una isla, hoy nos hemos integrado al continente y hemos perdido el horizonte. Esperemos que se ordene la macroeconomía, hay mucha gente sin trabajo”, deplora.

Sosa mantiene reuniones frecuentes con el intendente electo por un voto de diferencia, Juan Ibarguren, quien sabía la brasa ardiente que iba a tomar en sus manos. Fue cuatro años secretario de Hacienda y los últimos de Turismo y Desarrollo Económico. No es un improvisado ni puede hablar mal de la “herencia” recibida de su exjefe, el hoy diputado nacional Martín Yeza.

Las noticias para los locales no son buenas. Se aceitarán los engranajes de recaudación y se tratará ordenar los dominios de las propiedades, muchas en situación irregular. ¿Las tasas? ¡Pum, para arriba!

“Atención, lo primero que hará la gente es dejar de pagar los impuestos – advierte Sosa – y entonces se complicará el panorama para los empleados municipales”, que durante este año hicieron varios paros e incluso se instalaron con carpas frente a la sede comunal e insultaron a varios funcionarios y concejales. El SMTP, conducido por Enrique Giménez, es multicolor, sin pulgas.

Sosa no se encierra en una visión negativa. Dice que hay que pensar en el breve y mediano plazo y que la crisis actual podría significar una oportunidad para Pinamar. Aunque no oculta su desazón por lo que observa: “Muchos comercios cerraron porque no pueden sostenerse en medio de esta locura y se abren otros temporarios que no saben en qué se están metiendo”, comenta agudo.

Hoy en Turismo, el radical Ventoso no le esquiva al bulto. “Esto viene complicado: hay un congelamiento en las reservas que no solo abarca a Pinamar, sino también a localidades vecinas como Gesell, General Madariaga, Partido de la Costa y Mar del Plata, así como Córdoba y el sur del país”.

Con rostro serio, Ventoso pide realismo. “La temporada ya largó y no será bárbara. Los que afirman eso viven en un frasco y aquí (en contraposición con la postura de Yeza, alineado con Javier Milei, vía Patricia Bullrich y Cristian Ritondo), se necesita de la presencia del Estado y de la interacción permanente entre lo público y lo privado”.

Ventoso adelanta que pedirá más “recursos” a los concejales de Juntos y del radicalismo, a los que podrían sumarse lo de La Libertad Avanza (LLA). Apuesta, como Ibarguren, a la afluencia de gente los fines de semana durante todo el año. Para ello, debería instrumentarse una política cultural aguerrida, pero la titular del área, Alejandra Apolonio, parece estar más interesada en apoyar en las redes sociales a los protocolos anti piquetes de su mentora Bullrich.  En Pinamar, no pudo contrarrestar nunca la actitud de rebeldía de un sector del sindicalismo, cuando le tocó reemplazar a Yeza. Y durmió un pedido de entrevista de este portal para hablar de temas de su gestión.

El malestar pinamarense, ganó las planas de medios porteños. En un informe de hace un par de días, La Nación reprodujo esta manifestación de Pedro Marinovic, secretario de la Asociación Empresaria, Hotelera y Gastronómica de Pinamar (AEHGP): “Desde el anuncio de Luis Caputo (ministro de Economía), esto se paró”, en referencia a la devaluación del dólar de más del 100%.

Según sus datos, la ocupación en Ostende y Pinamar ronda el 51%; la de Valeria, el 55% y Cariló, el 65%. “A esta altura debería estar en un 80%”, precisa y recuerda que en 2021 y 2022, Pinamar descorchó champañas.

Una explicación que ensayan los operadores locales es que el aumento de las medicinas prepagas asustan a los sectores de la clase media, que optan por mantener sus planes de salud, antes que salir de vacaciones.

Mariano Damiani, dueño de una inmobiliaria que lleva su nombre, suscribe lo anterior. “Los alquileres vinieron muy bien hasta noviembre; después bajaron un poco las consultas y ahora estamos recibiendo propuestas más permeables, con la temporada encima”, finaliza.

Te puede interesar
unnamed (1)

La Escuela de Policía de La Costa celebró su 11º aniversario

Región 31/05/2024

La Escuela de Formación Policial «Juan Vucetich» del Partido de La Costa celebró hoy sus 11 años. La institución fue inaugurada en 2013 por el entonces intendente Juan Pablo de Jesús, quien impulsó su construcción como parte de una política integral para abordar la problemática de la inseguridad.

Lo más visto
plan-familia

Pinamar: Convocatoria Externa de Espacios Verdes

Región 14/06/2024

La Secretaría de Servicios Urbanos de la Municipalidad de Pinamar, CONVOCA a todas las personas interesadas a inscribirse en el siguiente formulario. Ante cualquier duda, comunicarse a la dirección de correo electrónico de la Oficina de Recursos Humanos: [email protected] a los fines de prestar servicio en la Dirección de Espacios Verdes.