Detienen a la ex pareja del hotelero asesinado y al novio de ella como sospechosos del crimen

La exesposa del dueño del Hotel El Pescador de la localidad balnearia de Mar de Ajó, quien fue encontrado asesinado hace una semana en una de las habitaciones tras un incendio intencional, y la pareja de ella, fueron detenidos en las últimas horas acusados de haber cometido el crimen, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

Policiales 03/11/2023
Captura de pantalla 2023-11-03 191744

La exesposa del dueño del Hotel El Pescador de la localidad balnearia de Mar de Ajó, quien fue encontrado asesinado hace una semana en una de las habitaciones tras un incendio intencional, y la pareja de ella, fueron detenidos en las últimas horas acusados de haber cometido el crimen, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

Los pesquisas investigan si el asesinato de Gabriel Antonio Espósito (55) estuvo motivado en venganza por episodios de violencia de género que la víctima aparentemente cometió hacia la mujer o si estuvo relacionado con diferencias económicas debido a que estaban en trámites de divorcio.

Fuentes judiciales y policiales informaron a Télam que el fiscal de la causa, Martín Prieto, dispuso la detención de la exesposa de Espósito, identificada como Andrea Paola Carames, y el actual novio de ella, llamado Raúl Alberto Vargas, tras una semana de investigación.

Personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) Dolores y de la comisaría La Costa 2da. analizaron las cámaras de seguridad del municipio que captaron el momento en el que Espósito llegó al hotel tres estrellas El Pescador, situado sobre la avenida Costanera al 700 de Mar de Ajó, partido de La Costa.

Según las fuentes, la víctima arribó al establecimiento a las 22.36 del miércoles 25 de octubre y a las 22.39 pasó por el frente el Peugeot 308 blanco de la mujer.

De acuerdo a los datos aportados por testigos, los investigadores establecieron que era habitual que el propietario del hotel siempre que ingresaba desactivara la alarma e inmediatamente la activara, pero en esta ocasión no ocurrió, por lo que sospechan que los agresores ingresaron por un ventiluz de un baño en la parte de atrás que las cámaras del lugar no tomaban.

"No estuvieron mucho tiempo en el lugar, lo mataron y prendieron fuego pero dejaron prendido el horno, por lo cual con la falta de oxigeno las llamas se fueron apagando", explicó a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

Al día siguiente, Espósito había convocado a unas personas para una entrevista laboral y por el humo que emanaba de la habitación en la que vivía, encontraron su cuerpo carbonizado.

Los voceros añadieron que el hijo adolescente que tenían en común el hombre y su exesposa declaró que su madre salió por la noche en el auto, lo cual coincide con las imágenes de las cámaras.

Con estos datos, la fiscalía dispuso las aprehensiones de Carames, quien fue apresada en la vía pública, y de Vargas, detenido en una casa ubicada en la calle 19 al 2800 de San Bernardo.

Además, el auto involucrado fue peritado y en su interior hallaron restos de sangre, al igual que en prendas de vestir del acusado.

Ambos fueron imputados como coautores del delito de "homicidio agravado por el vínculo", que prevé la pena de prisión perpetua.

Ahora, los pesquisas intentarán establecer si la sangre hallada tanto en el auto como en la ropa del detenido pertenece a la víctima.

Los investigadores sospechan que el móvil del asesinato pudo haber sido por supuestos actos de violencia de género por parte de Espósito hacia su exmujer, aunque también creen que el móvil económico tuvo relación ya que estaban en trámites de divorcio.

La investigación comenzó el jueves 26 de octubre, alrededor de las 8.30, cuando personal de bomberos fue alertado por un incendio en el establecimiento, por lo que concurrieron con una dotación.

Tras extinguir las llamas en una de las habitaciones, la Policía constató que allí estaba el cuerpo de Espósito, quien era el dueño del hotel y vivía allí.

Según las fuentes, el hombre estaba atado y tenía un cable alrededor de su cuello, por lo que el hecho fue caratulado como homicidio.

Los peritos determinaron que los homicidas ingresaron al lugar a través de una claraboya del baño y que, tras atar a la víctima, la golpearon en el tórax y provocaron el siniestro.

Además, robaron el equipo DVR de las cámaras de seguridad del hotel para que no haya registro de lo sucedido.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la autopsia realizada por la Policía Científica de Dolores en la morgue del cementerio de la localidad de Paraje Pavón estableció que su cuerpo quedó "carbonizado en el 100 por ciento de su cuerpo" y quedó "esqueletizado".

Además, sus brazos estaban extendidos a la altura de la cabeza y las manos se encontraron unidas y atadas por un cable, mientras que en el cuello

también tenía enrollado un cable que tenía un nudo doble en la zona de la cervical.

Según las fuentes, el médico legista determinó que la muerte se produjo por al menos un golpe en la zona del tórax y que le ocasionó un hemo-neumotórax

en la parte derecha.

Espósito, al momento del incendio, ya estaba fallecido dado que en la vía superior no hallaron restos de hollín, detallaron los forenses en su informe que fue incorporado en las últimas horas al expediente judicial.

Espósito es oriundo de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, tenía dos hijos y hacía varios años que residía en Mar de Ajó.

Te puede interesar
Lo más visto
Yrigoyen_esquina_Marano_hacia_el_sur,_Mar_de_Ajó

Opinión: En La Costa nos quieren convencer de que vivir mal es la única opción

Política 20/05/2024

COLUMNA DE OPINIÓN DEL CONCEJAL DANI LÓPEZ (PRESIDENTE DEL BLOQUE JUNTOS DE LA COSTA) A las habituales carencias con que muchos costeros tienen que convivir por la falta de desarrollo y planeamiento de infraestructuras vitales, en los últimos meses se sumó el hecho de que la mayoría de los servicios tienen un mantenimiento pobre, mal ejecutado y sin planificación adecuada. Y, en algunos casos, ese mantenimiento brilla por su ausencia.