Charla sobre Güemes en Pinamar: el gran patriota nacional que la oligarquía unitaria trató de esconder

Como un personaje fundamental americano, apoyado en San Martín y Belgrano – y resistido por Buenos Aires y la élite salteña -, el historiador Felipe Pigna, consideró a Martín Miguel de Guemes (1785-1821).

Cultura 11/01/2024
1655557273517

Por Arnaldo Paganetti

“Mucho tiempo se lo ninguneó. En 1907 hasta se lo excluyó del Panteón de los Próceres y a pesar del reconocimiento tardío, que excede al de un héroe salteño, aún debería cobrar mayor dimensión nacional e internacional”, dijo Pigna al exponer en el Teatro De la Torre de Pinamar, en la presentación de su nuevo libro, editado por Planeta.

Hilando una narración a través de las preguntas lanzadas con simpatía por “Nino” Ramella, Pigna resaltó que Güemes, pertenecía a una familia rica y aún así tomó “un enorme compromiso social”, enfrentando a las clases pudientes de Salta, con el partido “Patria Vieja”.

Destacó que impuso, en medio de jurisprudencia judicial religiosa y militar, “un fuero para los gauchos que luchaban por la Independencia (de los españoles)” y a los que denominó “los infernales” por practicar una “guerra de guerrillas” contra las tropas colonialistas, a los que atacaban noche y día.

Pigna rescató, entre otros aspectos, el papel de su hermana María Magdalena “Macacha”, que se puso al frente de una organización de espías (constituida por mujeres, niños y ancianos, que daban información falsa al enemigo y verdadera a los criollos) y que se ocupó incluso de la Gobernación, cuando Martín (mandatario electo por el pueblo entre 1815 y 1821), debía estar en el campo de batalla.

“La red de espionaje fue increíble, abarcaba el sur de Bolivia, quebradas de Jujuy y vastas extensiones de Salta. A las patriotas se les llamaba también bomberas, por cómo transmitían sus mensajes a través de ese sistema sonoro”, explicó Pigna.

No dejó de contar curiosidades. José Hernández, por ejemplo, puso el primer nombre a su obra monumental Martín Fierro, en homenaje al salteño, por ser “el más gaucho entre los gauchos” que rechazaba que a sus rebeldes se los considerase simples “campesinos”.

Imagen de WhatsApp 2024-01-10 a las 20.54.25_c4b707c7
... era considerado un “insubordinado” por Buenos Aires, lo que no impidió que San Martín lo nombrase general

Ramella quiso saber por qué “molestaba” Güemes con su prédica a los políticos unitarios. “Porqué era honesto y no se callaba nada. El Directorio (Carlos María de Alvear, más precisamente) lo quiso comprar y extorsionar y nunca lo consiguió”.

Contó qué, de jovencito, estando fortuitamente en Buenos Aires, le tocó intervenir en la primera invasión inglesa. Al frente de una caballada tomó un buque británico que había encallado en aguas del Río de la Plata, en la zona de Retiro”.

“Güemes fue un gaucho rebelde (NR: aclaró que no tiene relación con la palabra gauchada), que no aceptaba la pobreza digna como se hizo después en Don Segundo Sombra”, refirió.

Afirmó, además, que Güemes “fue el único general argentino muerto en combate con fuerzas extranjeras” y que el hecho no reconoce ningún parangón con lo ocurrido en la década de 1970.

En la descripción de época, Pigna resaltó igualmente que durante la colonia española había una “corrupción tremenda” y que tanto Güemes como su padre funcionario, se encargaban de hacer denuncias, tenían ideas progresistas y estaban ilustrados por franceses como Voltaire, Rousseau y Montesquieu.

Se opuso a la Inquisición que en Lima mandaba quemar libros y torturar gente, igual que San Martín, quien en ese mismo lugar creó una Biblioteca Nacional.

“Para los amantes de la libertad, la inauguración de bibliotecas los alegra tanto como entristece a los tiranos”, era una frase de San Martín, quien rescataba las actividades y monumentos de la cultura incaica.

Cada vez que pudo, Pigna resaltó la comunión de Güemes con el pueblo, que lo acompañó no solo por una actitud “patriótica”, sino como modo de autodefensa ante los agravios de los españoles, que “mataban niños y violaban mujeres, en verdaderas razias sangrientas”.

Agregó que enfrentó “a la oligarquía de su terruño, identificada con el partido Patria Nueva”, imponiéndole cargas impositivas.

Reveló que sus tácticas cobraron fuerza porque luego se estudiaron en West Point y en academias francesas y que, de alguna manera, era considerado un “insubordinado” por Buenos Aires, lo que no impidió que San Martín lo nombrase general.

Su muerte, en el marco de una “lucha continental, no solo argentina”, no impidió que su segundo, Jorge Vidt (del ejército napoleónico), reconquistase Salta, aunque su ausencia “significó un retroceso en los avances sociales y el retorno al poder de la élite pudiente y conservadora”.

Te puede interesar
Carlos_Pagni

Carlos Pagni presentó su libro en Pinamar: "Milei tiene algunos detalles mesiánicos que bordean lo religioso"

Cultura 30/01/2024

¿Hay riesgo autoritario con (Javier) Milei? “Tiene algunos detalles mesiánicos que bordean lo religioso, un mandato que va más allá del voto de la gente, las fuerzas del cielo. Aún así contesto que no, no dispone de los elementos para montar un aparato de poder que afecte la libertad y el pluralismo”. Quien responde en exclusiva es uno de los principales columnistas de la Argentina, Carlos Pagni, quien anoche presentó su libro "El Nudo" en Pinamar, con el auspicio de la editorial Planeta.

rosseti

Pinamar: Daniel López Rosetti contó los secretos entre Da Vinci y la siempre lozana Gioconda

Cultura 17/01/2024

Ya que de ficción se trata- claro, matizada por los conocimientos científicos del autor del libro -, la Monna Lisa (por Lisa Ghirardini, su nombre original) o La Gioconda (esposa del Mercader Giocondo, que la doblaba en edad), Daniel López Rosetti, habló anoche por boca de la enigmática beldad. Lo hizo para referirse a su creador, Leonardo da Vinci, a la que ella sobrevive, siempre esbelta – aunque imperceptiblemente envejecida según expertos - más de 500 años después de su muerte.

Lo más visto